Síntomas de Deshidratación

La deshidratación ocurre en nuestro cuerpo cuando pierde más agua de la que consume generando un desequilibro en nuestro cuerpo por falta de agua.

El sudar es una forma de eliminar agua de nuestro cuerpo y es en las temporadas más calientes donde sudamos más, sin embargo también podemos sufrir de deshidratación en temporadas frías. Esto se debe principalmente a que las personas desconocen los síntomas de la deshidratación que se presentan y estos podrían ser muy peligrosos.

Si nos encontramos en un entorno seco y en altura podríamos presentar sudor en forma de vapor en vez de formarse en la piel, si desarrollamos algún tipo de ejercicio físico y observamos presencia de vapor en nosotros o personas a nuestro alrededor, nuestro sudor ya se ha vuelto vapor de agua y por eso es que podemos verlo convertido en vapor.

No importa en qué estación del año nos encontremos, verano, invierno, otoño o primavera, la deshidratación es siempre un estado peligroso. Nuestro cuerpo está formado principalmente por agua, tenemos el 60 % del peso corporal que está compuesto de agua y solo basta con que haya una disminución del 1 a 2 % de ese porcentaje para que se genere un cuadro de deshidratación en nuestro cuerpo.
Síntomas de deshidratacón

La hidratación es muy importante por la sencilla razón de que el agua es fundamental para las funciones de los órganos y los procesos digestivos, el agua también tiene nutrientes y oxigeno que nuestro cuerpo necesita controlando la presión arterial y lubricando nuestras articulaciones. La falta de agua nos produce una piel seca.

Es recomendable beber 8 tazas de agua al día, ya que es el líquido que se necesita restituir en nuestro cuerpo a diario.

Si una persona esta deshidratada la sangre se vuelve más pesada, provocando que su corazón se esfuerce más para transportarla por las venas y arterias.

Los síntomas de deshidratación son más difíciles de reconocer con forme se es más adulto, por este motivo es importante tener un habito de consumo de agua al día.

Si no estamos seguros de presentar cuadros de deshidratación debemos buscar señales, síntomas como dolores de cabeza, mareos, somnolencia, calambres musculares, vómitos y nauseas que son los que acompañan a la deshidratación en el cuerpo.

La falta de agua en el cuerpo también ocasiona un color de orina más intenso que lo acostumbrado, resequedad en la boca, piel seca y escalofríos.

Para evitar la deshidratación debemos acostumbrar a llevar una botella de agua cuando vayamos a realizar algún tipo de actividad física para reponer el líquido perdido.

Debemos incluir en nuestra dieta diaria frutas y verduras ricas en agua como por ejemplo: la sandía, naranjas, manzanas y lechuga o tomates.

Debemos tratar de usar ropa que favorezca la circulación del aire en nuestro cuerpo, evitar usar ropa ajustada, ropa de colores oscuros que absorben el calor en verano y producen mayor sudoración, los colores claros en la ropa son más favorables debido a que reflejan el calor producido por el sol. Llevar calzado que beneficio la ventilación de nuestros pies evitara el sudor y la humedad que también podría provocar problemas de hongos.

Tener un buen habido de hidratarse frecuentemente a diario nos ayudara a evitar estos síntomas de deshidratación que tantos problemas nos pueden causar en nuestro cuerpo.