Remedios Caseros para la Tos

La tos acompaña los síntomas de una gripe o resfrió y podemos combatirla usando remedios caseros. Usando remedios caseros podemos calmar los dolores de garganta e inflamaciones por el continuo proceso de tos.
La tos es uno de los problemas de salud más comunes cuando hay una obstrucción o irritantes en la garganta o las vías respiratorias superiores, nuestro cerebro cree que un elemento extraño está presente y le dice a tu cuerpo que tiene toser para eliminar ese elemento. La tos también pueden deberse a una infección viral, resfriado común, gripe y fumar o problemas de salud tales como asma, tuberculosis y cáncer de pulmón.

Una tos puede ser muy molesta y perturbadora, una tos persistente puede arruinar su rutina diaria. Una breve tos es causada por factores tales como el aire frío, humos irritantes, respirar polvo o elaboración de alimentos a las vías respiratorias. Sin embargo, una tos persistente, normalmente es resultado de moco y otras secreciones causadas por trastornos respiratorios tales como el frío, la gripe, la neumonía o la tuberculosis.
Tos Remedios Caseros

Las toses comunes pueden ser inofensivas, pero también puede significar una enfermedad más grave

El jengibre, es uno de los más populares remedios naturales para la tos, debemos cortar el jengibre en rodajas y aplastarlas moderadamente, procurar que el producto este fresco y en buen estado. Colocarlos en un recipiente más una taza de agua y poner a hervir. La solución resultante deberá tomarse 3 a 4 veces al día para aliviar el dolor de garganta, tos y congestión nasal. También puede ser masticado directamente pero el sabor desagradable puede ser un motivo de no querer hacerlo.

El uso de miel y canela, en un recipiente pequeño mezclándolos puede ser una gran ayuda. Tomar una cucharada según sea necesario, la canela y la miel tiene propiedad antibacterianas y virales, suavizando los efectos producidos por la tos.

La cebolla es uno de los más simples remedios caseros para la tos, tan simple como cortar las cebollas es inhalar los vapores fuertes para aliviar la tos.
También puede hacer un jarabe para la tos de jugo de cebolla al horno, té de consuelda y miel. Beber diariamente para obtener alivio de una tos seca. Otra opción es combinar media cucharadita de jugo de cebolla con una cucharadita de miel de abeja pura, se deberá tomar esta solución por lo menos dos veces al día para aliviar la tos y garganta.

El limón ayuda a aflojar y claror la flema, podemos mezclarlo con miel. Podemos preparar una solución de ¼ de taza de agua más 2 cucharadas de limón y realizar gárgaras, o podemos preparar una limonada caliente con agua y limón más unas cucharaditas de azúcar.

Té caliente, se puede utilizar el té común o uno preparado a base hierbas, el vapor y el líquido caliente ayudan con la congestión, mantienen hidratados y relajados los tejidos de la garganta que se irritan por la tos.

Olmo, es una planta natural muy buena para dolores de garganta y dolores estomacales. Fue de gran uso en la América colonial gracias sus propiedades hidrofilicas absorbiendo mucha agua.

Jarabe a base de hierbas para la tos pueden ser usados para aliviar los síntomas, tenemos muchas variedades de jarabes a base hierbas para la tos

La menta, masticando o chupando un caramelo de menta o tomando una gota o dos de alta calidad de aceite esencial de menta en un vaso de agua también puede ayudar a calmar la tos. Evitar usar más de 6 gotas de aceite de menta y no suministrarlo a niños pequeños.
El vapor que es muy reconfortante en una ducha caliente y humeante para aflojar la congestión y aperturas nasales. Es probable que ofrezcan solamente un alivio temporal, pero podremos sentir un momento de bienestar dejando de lado los síntomas de la tos.

El aire frío ayuda a reducir la hinchazón y la inflamación en la garganta.

Las bebidas con alcohol pueden ayudarnos con calmar la tos gracias a que el alcohol mata las bacterias, y aún más recomendado es usar algún licor de menta.

Leche y mantequilla combinando una taza de leche tibia con 2 cucharadas de mantequilla calmara la tos seca.

Wahabí, mostaza y rábano picante, estos vegetales pueden ser un poco picante pero nos pueden ayudar para aliviar la tos, podemos usarlos ligeramente en las comidas.

La cúrcuma es una hierba que tiene un efecto terapéutico para la tos, especialmente para la tos seca. Se puede preparar un té de cúrcuma agregando una cucharadita de polvo de cúrcuma y una cucharadita de semillas de carambola a un vaso con agua y hervir hasta que el agua se reduzca hasta la mitad. Agregamos un poco de miel y deberemos beber esta solución 2 a 3 veces al día.

La cúrcuma hierba tiene un efecto terapéutico en toses, particularmente una tos seca.
También podemos asar la raíz de cúrcuma y molerla en un polvo suave, mezclarla con agua y miel y beberla 2 veces al día.

Leche caliente con miel puede aliviar una tos seca y reducir el dolor en el pecho que pueda estar experimentando por una tos continua. Para obtener mejores resultados se deberá beber antes de ir a dormir. Si quiere lograr mejores beneficios de las propiedades analgésicas de la miel se deberá tragar una cucharadita de miel pura con el estómago vacío, esto ayudará a limpiar el moco y calmar la garganta.