Remedios Caseros para el Resfrio

El resfrió es un malestar comúnmente asociados a los cambios de temperatura, climas fríos y zonas húmedas.
En nuestro país donde tenemos presentes las 4 estaciones se presentan de forma más frecuente los niños y personas con el sistema inmunológico más débil son más propensas a presentar estos problemas.
No olvides que también es sumamente importante ser revisado por un especialista, un resfrió mal tratado puede complicarse y convertirse en algo de mucha más consideración y cuidado.
A continuación listaremos algunos remedios caseros que podemos usar cuando tenemos un resfrió.
Tomar una limonada caliente con alto contenido de jugo de limón nos brindara alto contenido de vitamina C para el organismo.
Preparar una infusión con una cucharadita de jengibre picado con agua caliente, se le añade miel y unas gotas de limón. Este preparado te ayudara a sentir más vitalidad y mejor gracias a sus propiedades como analgésico.
Es altamente recomendado el consumo de bebidas calientes para aliviar los síntomas de congestión nasal producidos por el resfrió, así como también los dolores e irritación de la garganta.
Tomar bastante líquidos nos ayudara con el resfrió, también podemos consumir jugos o extractos de verduras y frutas.
Preparar una infusión de ajo picado con miel y limón nos ayudara a combatir la gripe gracias a sus propiedades antisépticas.
Remedios Caseros Resfrio

Para la descongestión de las vías respiratorias podemos realizar vaporizaciones de eucalipto, con unas hojas de eucalipto en agua caliente deberemos colocar nuestro rostro por encima del recipiente cubriéndonos con una toalla o un paño para poder respirar los vapores que se desprenden de la mezcla.
Preparar una infusión de corteza y bayas de sauco aliviara el malestar y cuerpo cansado que acompaña a los síntomas del resfriado.
La miel es un expectorante natural, ayudando a eliminar las flemas producidas por el resfriado, también brinda alivio en infecciones a la garganta por sus propiedades antisépticas.
Consumir frutas cítricas las cuales tienen alto contenido de vitamina C que fortalecen el sistema inmunológico, ayudan al cuerpo a combatir la gripe y evitar complicaciones mayores como la pulmonía.
Un remedio casero infalible y que a muchos trae recuerdos es la sopa de pollo que con tanto cariño nos preparan las madres y abuelas cuando tenemos en casa a alguien con un resfriado, no solo por ser una bebida caliente que nos ayuda con la descongestión, lubricando la garganta aliviando la irritación, también por su contenido de sustancias de acción similar a los antigripales.