Malos hábitos alimenticios que perjudican tu salud

El sobrepeso y la obesidad afecta cada día más a personas alrededor de todo el mundo, y con los años la cantidad sigue en aumento. Cifras que datan desde los años 80 ponen en evidencia que las personas que sufren de esta anomalía ha crecido exponencialmente, siendo en la actualidad el sobrepeso una de las causas que producen más muertes a nivel mundial.

El sobrepeso es una enfermedad que debemos prevenir desde sus inicios, tomar conciencia de que estamos aumentando de peso y podría perjudicar nuestra salud a futuro debe traer como consecuencia lograr mejores hábitos alimenticios y incrementar nuestras actividades físicas para lograr un correcto y saludable estado físico.

Muchas mujeres con el pasar de los años, la vida en casa y los hijos, aumentan considerablemente de peso, sufriendo y teniendo que esforzarse mucho más para eliminar esos kilitos de más.

El estómago protuberante es un gran problema en la mayoría de hombres que los hace ver más gordos y menos saludables, mientras más temprano empiecen a preocuparse por eliminar esa grasa acumulada, más fácil será poder lograr un buen estado físico.

Es muy importante tener buenos hábitos alimenticios que contribuyan a una correcta y balanceada alimentación, pero debemos también tener en cuenta los malos hábitos que muchos desarrollamos con el tiempo y que contribuyen a ganar peso.
malos habitos alimenticios
Es importante dentro de nuestra dieta no hacer uso excesivo de los condimentos y aderezos, ya que podrían aumentar el consumo de grasas y calorías que consumimos a diario.

Evitar el consumo de grandes cantidades de alimentos, comer de forma correcta y en cantidades proporcionadas es la mejor forma de mantener una buena rutina alimenticia.

Alejar por completo el consumo de bebidas gaseosas y alcohol. Lo más recomendable es el consumo de agua.

Eliminar el consumo de snacks, ya que son fuente de grandes cantidades de calorías para nuestro organismo. Pueden ser reemplazados por fruta fresca para mitigar las ganas de comer.

Consumir a diario alimentos variados, es importante tener una dieta rica y variada, consumir frutas, verduras, pescado, cereales, etc., de manera alternada es lo mejor que puedes hacer.

Evitar en lo posible la comida preparada y lista para consumirla, es mejor prepararte una comida del día y con productos frescos.
Tener unos buenos hábitos alimenticios nos brindara un buen estado de salud y también un aspecto físico saludable y correcto.