Hongos en los Pies

Si usted tiene hongos en los pies debe saber que su eliminación por completo es un proceso bastante difícil. Sin embargo podemos hacer uso de algunos consejos para poder mejorar y lograr buenos resultados con el pie de atleta que tantos problemas y malos ratos nos hacen pasar.

Deberíamos tratar de utilizar un calzado adecuado ya que la presencia de hongos se debe principalmente a la humedad y mal ventilación de nuestros pies. Usar unos zapatos ligeros y ventilados que nos faciliten una buena transpiración nos ayudaran con la no aparición de hongos. Evitar el uso de materiales sintéticos en las medias de uso de uso diarios es una mejor opción, utilizar medias de algodón y cambiárselas con frecuencia ayudara a evitar acumulación de humedad por la sudoración de nuestros pies.

Si está en casa es una buena recomendación quitarse los zapatos, para que nuestros pies estén ventilados y puedan refrescarse continuamente, lavarse los pies y secárselos correctamente evitara la humedad entre sus dedos que pueden beneficiar la aparición de hongos.
Es recomendable fortalecer su sistema inmunológico con una adecuada alimentación, un organismo en mal estado es más propenso a recibir afecciones, problemas de saludad y también la aparición del pie de atleta.
Hongos en los pies
Un correcto ejercicio de sus pies para una correcta circulación sanguínea también es favorable, para nuestro sistema inmunológico es mucho más difícil eliminar y detectar infecciones producidas en nuestros pies. Entiéndase que el ejercicio físico no tiene que ser una actividad intensa que nos produzca sudor en los pies, caminar para hacer ejercicio aumentara el flujo de la sangre de una manera fácil y efectiva y si es usando calzado ligero y con una buena ventilación es mucho mejor.

Aplicar el aceite extraído del árbol de té es muy muy efectiva para combatir los hongos en los pies, sus efectos son comprados al tolnaftato en crema que es usado para aliviar los efectos del pie de atleta en las personas. Usar el aceite 2 veces al día mejora la aparición de hongos considerablemente.

El ajo aplicado en los pies ha demostrado su eficacia en el control de los hongos y cándida, gracias al ajoene que es un compuesto anti hongos. Esto se puede lograr simplemente con machacar unos dientes de ajo, añadirlos en agua y remojar los pies durante media hora.

No es recomendable compartir nuestro calzado y toallas de personas que podrían presentar hongos o infecciones, o también compartirlas nosotros con nuestros familiares o amigos, esto puede convertirse en una vía de contagio para nosotros y los demás.

En el mercado tenemos productos para el tratamiento de los hongos que no necesitan prescripción médica y estos comprenden el clotrimazol, miconazol, terbinafina, lamisil, tinactin entre otros. Podemos escoger entre uno de ellos o pedir consejo a un profesional.
Si las infecciones por hongos en los pies es intensa y grave es recomendable asistir a un especialista que nos podrá recetar un tratamiento más adecuado y profesional con los productos que ellos nos recomienden.

Preparar una solución de vinagre más agua y remojar nuestros pies por unos 15 minutos diarios nos ayudara a combatir la presencia de hongos.

Evitar el uso de esmalte de uñas porque contribuyen a atrapar la humedad en nuestros pies con el riesgo de incrementar la infección.