Ébola

¿Qué es el Ébola?

En los últimos meses esta enfermedad conocida como el Virus del Ébola (EVD), que anteriormente fue conocida como una fiebre hemorrágica de Ébola, ha sido considerada y descrita por la Organización Mundial de la Salud como una enfermedad extremadamente grave, con un alto índice de muertes mortales en los seres humanos. Todo esto se debe como consecuencia de los graves sucesos ocurridos en algunos países Africanos, donde el virus se ha propagado y ha causado la mayor cantidad de muertes hasta el momento.
Este virus mortal hizo su aparición por primera vez en 1976, registrándose 2 brotes simultáneos en la ciudad de Nzara en Sudán, y en Yambuku, situada en la Republica Democrática del Congo. La última ocurrió en un pueblo ubicado cerca del rio Ébola, del cual el virus heredo el nombre.
La presencia de esta enfermedad radica principalmente en África Occidental y Centroamérica Tropical, es una de las enfermedades con un alto porcentaje de mortalidad, llegando al 90 % de las personas infectadas.
El virus del Ébola es una enfermedad rara, pero a la vez es mortal, causando sangrado dentro y fuera del cuerpo de la persona que lo ha contraído. A medida que el virus se propaga por todo el cuerpo, daña los órganos y el sistema inmunológico. Por ultimo ocasiona que los niveles de coagulación de las células sanguíneas bajen, conduciendo esto a una hemorragia severa e incontrolable.
A medida que el virus se propaga en el organismo, produce daños en el sistema inmune y los órganos vitales. Por último, ocasiona que los niveles de las células de coagulación sanguínea disminuyan. Esto es lo que conduce y provoca una hemorragia grave e incontrolable.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que la enfermedad no es contagiosa hasta que una persona comienza a mostrar síntomas.

Tipos de Ébola

En la actualidad se conocen 5 tipos del virus de Ébola que son los siguientes:
Ébola Zaire
Ébola Sudan
Ébola Costa de Marfil
Ébola Bundibugyo
Ébola Reston
Todos estos tipos han sido catalogados de acuerdo a su origen, siendo 4 de ellos de origen Africano. El Ébola Reston tiene su origen en Filipinas y es el único que no logra producir en las personas la enfermedad.

¿Cómo se contagia el virus del Ébola?

Virus EbolaEste virus vive en los murciélagos de la fruta y normalmente afecta a las personas que viven cerca o en los bosques tropicales.
Se contagia hacia la población humana a través del contacto con el sudor, sangre, secreciones, órganos y otros fluidos corporales de los animales infectados como pueden ser: chimpancés, los gorilas, murciélagos de la fruta, monos, que son encontrados muertos en la selva.
El Ébola es un virus altamente contagioso, comparado con los virus más comunes como los del resfriado, la gripe o el sarampión. La forma de contagio o transmisión del virus es a través del contacto con la piel o los fluidos corporales de un animal, persona o alimentos infectados. De esta forma se transmite de persona a persona de la misma forma. Es por este motivo que cualquier persona que haya tenido contacto con personas o animales que hayan muerto con esta enfermedad debería ser monitoreada o aislada para evitar mayores contagios y continuar con la propagación del virus.
Otra forma de contagio o transmisión del virus del Ébola incluye el contacto con agujas o equipos médicos contaminados.
Usted no se contagia por contacto con el aire, agua o alimentos, así como tampoco una persona que tiene el virus puedo transmitir la enfermedad.
Un gran problema que ocurre en los países del África occidental es que las ceremonias de entierro, en donde los familiares del fallecido tienen contacto directo con el cuerpo de la persona fallecida, pueden aumentar la propagación, contagio y transmisión de la enfermedad, ya que una persona puede transmitir el virus incluso después de la muerte.
Los hombres que han logrado recuperarse de la enfermedad pueden transmitir aun el virus a través de su esperma hasta siete semanas después de la recuperación de la enfermedad.
El virus del Ébola mata indiscriminadamente, siendo las mujeres las que están expuestas con mayor riesgo, debido a que esta enfermedad se transmite a través de los fluidos corporales, propagándose fácilmente en las personas que cuidan a las personas infectadas.

¿Cómo se diagnostica el Ébola?

Aunque a veces diagnosticar la enfermedad es difícil, el personal médico deberá realizar pruebas para descartar cualquier otro tipo de enfermedad que puede ser parecida, como el cólera o la malaria.
Se deben realizar análisis de sangre y tejidos para confirmar el contagio.
Si usted es una persona contagiada con este virus, deberá ser aislado del público de forma inmediata para evitar la propagación.

¿Cuáles son los síntomas del Ébola?

Aunque el Ébola puede tener síntomas parecidos a la gripe u otras enfermedades, los síntomas suelen presentarse entre 2 a 21 días después del contagio del virus.
Fiebre alta
Dolor de cabeza
Dolores articulares y musculares
Dolor de garganta
Debilidad
Dolor de estómago
La falta de apetito
Con el paso de los días la enfermedad se hace más intensa y los síntomas se agravan, causando un sangrado interno en el cuerpo, en los ojos, oídos y nariz del paciente. Algunas personas infectadas al toser pueden tener presencia de sangre.

¿Cómo se trata el Ébola?

Aunque hasta el momento no se ha logrado desarrollar la cura definitiva para la enfermedad, los investigadores están trabajando en ellos. En la actualidad el tratamiento contra el Ébola es usando un suero experimental que ataca y destruye las células infectadas.
Los médicos tratan los síntomas del Ébola con: líquidos y electrolitos, oxígeno, medicamentos para la presión arterial, las transfusiones de sangre y el tratamiento usado para otras infecciones.

¿Cómo puedo protegerme contra el Ébola?

La mejor forma de protegerse contra el virus del Ébola es evitar el contacto con personas, animales, utensilios médicos o de cualquier tipo que hayan tenido contacto directo y podrían estar contaminados, a continuación le brindamos algunas recomendaciones para evitar y protegerse de la enfermedad.
Lavarse las manos constantemente o en su defecto usar un desinfectante a base de alcohol.
Evitar el contacto con sangre y fluidos corporales de cualquier persona, especialmente con alguien que se encuentre enfermo.
Evitar tocar los elementos que han tenido contacto directo con la sangre o fluidos corporales de una persona infectada.
Evitar tocar el cuerpo de una persona que haya muerto como causa del virus del Ébola.
El contacto con los murciélagos o primates, con su sangre o fluidos está prohibido, así como comer carne cruda procedente de estos animales.
Evitar los hospitales en África Occidental, donde se encuentran la mayor cantidad de pacientes que están siendo atendidos.
Si usted desarrolla un cuadro de fiebre y si muestra síntomas como dolor de cabeza, muscular, diarrea, vómitos, sangrado, dolor de estómago, acuda de inmediato en búsqueda de atención médica.