¿Dietas durante la lactancia son recomendables?

Uno de los grandes efectos tras el embarazo y posterior parto, es el exceso o ganancia de peso en la madre, producto de todo el proceso anterior. Muchas de ellas tan pronto tienen a su bebe empiezan con las dietas para recuperar el peso inicial y su figura antes de haber quedado embarazada.

El exceso de peso conseguido durante el embarazo y las modificaciones en el estilo de vida en el posparto son factores que predisponen al sobrepeso y a la obesidad. Según los datos epidemiológicos, las mujeres experimentan un aumento de peso durante el embarazo que varía entre 0.5 kg. y los 3 kg. Aproximadamente, el 20 por ciento de las mujeres pesa 5 kg. más a los 18 meses después el parto, comparado con su peso antes de la gestación. Por eso, las mujeres que han tenido un bebé inician dietas para recuperar el peso y la apariencia física inicial.

Dieta Durante LactanciaLas recomendaciones de la Asociación Americana de Dietistas y la Academia Americana de Pediatría se basan en los beneficios de la lactancia materna para el bebé, porque la leche materna aporta el recién nacido los nutrientes necesarios para su desarrollo y estimula la activación del sistema inmune. Sin embargo, los efectos en la modificación de las propiedades de la leche de las mujeres que realizan dieta durante el puerperio son desconocidos.

Según estudios previos, la disminución de peso de las mujeres obesas no parece tener repercusión sobre el recién nacido, pero se desconocen los efectos de la dieta en las mujeres con un índice de masa corporal normal.

Un trabajo americano ha analizado estos efectos. Para ello, ha evaluado las diferencias entre dos grupos de mujeres: un grupo realiza un programa intensivo para perder peso, que incluye una dieta muy restringida y ejercicio físico; otro grupo realiza una dieta normal.

El primer grupo consiguió disminuir su peso y la proporción de grasa corporal. La dieta se basaba en la restricción del consumo de bebidas con contenido de alcohol, alimentos con alto contenido de azúcar, productos con abundancia de grasas y las bien conocidas papas fritas, consiguiendo una disminución llamativa de las kilocalorías ingeridas, sin tener una repercusión en las indican que las mujeres con sobrepeso producto del embarazo, puede hacer uso de esta dieta para su beneficio, consumiendo al día tan solo 500 kcal, con el consumo de alimentos con alto contenido de vitaminas, incluyendo en su alimentación diaria verduras y frutas, sin que esto genere algún problema o trastorno en su salud.