Cuidado de los Riñones

El cuidado de los riñones debería ser algo primordial en las personas que sufren diabetes que son más propensas a desarrollar problemas renales crónicos.
Los riñones ayudan a su cuerpo a deshacerse de toxinas y el exceso de agua de la sangre. Los riñones también regulan el azúcar en la sangre, controlan los niveles sanguíneos de sodio y potasio, y regulan la acidez de la sangre. Otra importante función de los riñones es para producir glóbulos rojos. Debemos cuidar a nuestros riñones de la mejor manera posible para evitar complicaciones en el transcurso de nuestra vida.
Los riñones son muy importantes dentro de nuestro cuerpo, nos ayudan en la eliminación de fármacos y toxinas de nuestro cuerpo, es por este motivo que debemos pensar en el cuidado de los riñones de la mejor manera posible

Para poder reducir el riesgo podemos seguir los siguientes consejos:

Controlar los niveles de azúcar con regularidad.
Realizarse exámenes regulares para detectar cualquier síntoma de enfermedad renal, estas pueden ser tratadas si se detectan a tiempo.
Evitar el uso de forma indiscriminada de productos antiinflamatorios como el ibuprofeno y naproxeno. El uso excesivo puede provocar daño en los riñones.
Desarrollar actividades físicas diarias y ejercicio nos ayudara a controlar la presión arterial y ayudar a reducir el azúcar en la sangre.
Si es de las personas que fuman debe dejar de hacerlo, esta acción de fumar reduce el flujo de sangre en los riñones y en consecuencia no pueden funcionar de manera correcta. Las personas que fuman están más propensas a desarrollar enfermedades renales. Fumar no solo afectara aumentando el nivel de azúcar en la sangre, también impedirá que su cuerpo use la insulina de forma correcta.

Algunas formas de las que podemos dañar a nuestros riñones serian:

Cuidado de los Riñones
Tener sobrepeso.
La presencia de fluoruros en el agua potable.
El uso de utensilios de cocina con presencia de teflón como antiadherente.
Endodoncias realizadas con amalgamas de mercurio dental.
El uso de pesticidas y detergentes para la ropa y otros materiales de limpieza tóxicos
Los edulcorantes artificiales de todos los tipos.
El consumo de fructosa, refrescos y dulces
La emoción asociada a menudo con problemas con el riñón es el miedo
Las emociones pueden jugar un papel importante en la salud de nuestros órganos. El desarrollo de estrés o emociones fuerte puede estar afectando a sus riñones y sus funciones.
La diabetes, la hipertensión arterial, la obesidad, el tabaquismo y la edad también son factores de riesgo que pueden ocasionar daños en los riñones y enfermedades renales.
La enfermedad renal se denomina una enfermedad silenciosa y los síntomas para poder identificarla son muy pocas, pero algunos de estos síntomas pueden ser:
Cambio en la frecuencia y cantidad de orina, especialmente por la noche.
Sangre en la orina conocida como hematuria.
Dolores o ardor al orinar.
Formación de espuma en la orina.
Hinchazón alrededor de los ojos y tobillos
Dolores en la parte de la espalda en la parte de los riñones.
Cuando los riñones empiezan a fallar significa que hay acumulación de desechos y exceso de líquido en la sangre, y esto genera síntomas como: cansancio, falta de concentración, malestar general, pérdida del apetito, dificultad para respirar, náuseas y vómitos.

El degradamiento de las funciones renales no puede ser revertida, sin embargo si se detecta a tiempo el progreso de la enfermedad puede retrasarse o impedirla. Si la función renal en el individuo ha descendido hasta el 10 % de lo normal, el uso de diálisis o trasplante de riñones es una alternativa necesaria.
Como todos sabemos la diálisis es un tratamiento para la insuficiencia renal que elimina los productos de desecho y el exceso de agua de la sangre al filtrar a través de una membrana especial, que es un filtro fino utilizado para este proceso.
Es importante el cuidado de los riñones desde temprana edad, no dejar deteriorarlos y realizarse exámenes periódicamente nos podría eliminar por completo la posibilidad de enfermedades renales en el futuro.