¿Cómo escoger los mejores alimentos y saludables?

Le has pasado que compran tomate  porque lo ven rojo y firme y cuando lo cortan para compartirlo en familia, comprueban que no está maduro y sabe mal? Tanto las carnes, hortalizas y frutas tienen características que indican que están en su punto y debemos tenerlas en cuenta al comprarlas.
Para reconocer la frescura en las hortalizas y frutas verifique que no presenten raspones, sean consistentes y su color sea intenso. También constate que no tengan hongos (verdes o cafés) o manchas de químicos.
En el caso de las carnes, el olor es la principal pauta, no debe ser muy fuerte; especialmente en los mariscos porque pueden estar dañados.
La clave también está en el lugar donde compre los alimentos. Los estantes y los pisos deben estar limpios, el congelador mantener los alimentos en estado sólido y el refrigerador ofrecer una temperatura fría.

Carnes en su punto

La de res. La fresca tiene color rojo brillante y su olor es suave. No presenta coloración verde. Escoja la que no tiene grasa endurecida porque ofrece un desagradable sabor.
Varios tipos. La carne de ternera y de chancho son de color rosado grisáceo y la de cordero tiene un color rosado claro u obscuro.
Tocino. Escoja el más delgado y que se asemeje de alguna manera al jamón y recuerde que no debe ser ingerido en exceso porque tiene sodio.
Las aves. Las carnes de pollo y de gallina son saludables y presentan una piel clara y con buen olor. Se recomienda evitar la carne de pato porque contiene mucha grasa.
El pescado. Verifique que las aletas tengan un ligero olor a mar, que la piel sea firme al tacto y con escamas bien adheridas. La piel debe ser brillante y metálica, con agallas rosadas o rojo brillante. Los ojos son claros, resplandecientes y libres de cualquier tipo de secreciones.
Más trucos. Para comprar pescado hágalo en un lugar confiable. El pescado tiene menos grasa que el pollo y la carne, especialmente el que es blanco o de color claro como el lenguado y la corvina. Si quiere fortalecer su corazón con los ácidos grasos omega 3, prefiera el atún. Si adquiere pescado con mucha grasa es mejor prepararlo a la parrilla o al horno y si es menos graso hágalo apanado, estofado o en el microondas.
Filetes de pescado. La carne es firme y húmeda con una apariencia traslúcida sin manchas. Si los filetes están empacados (envueltos en plástico) deben estar bien ajustados.
Los mariscos. Las conchas, almejas, mejillones y ostras, si aún conservan su concha, deben estar vivos. Sus caparazones deben estar intactos y ligeramente abiertos y cerrarse bruscamente cuando se los toca. Al remover los caparazones, el olor es ligero y la carne debe estar cubierta con un líquido transparente.
Los camarones. Tienen un color anaranjado o blanco según su especie. El olor es un poco fuerte pero al mismo tiempo ligero. En el caso de los cangrejos cómprelos vivos.

Advertencia. Todos los pescados o mariscos que tengan un olor exageradamente fuerte están dañados.

Hortalizas más frescas

Alimentos Saludables
Remolacha. Las mejores son firmes, tienen la piel delicada, hojas verde obscuro y sin manchas. Recuerde no deben tener raspones, porque por ahí ingresan bacterias.
Col. Observe que tengan cabezas firmes, pesadas para su tamaño, las hojas de buen color y sin magulladuras.
Coliflor. Son firmes, compactas, las cabezas de color blanco hueso y las hojas son crocantes. Sus flores están comprimidas estrechamente.
Choclos. Los tallos son húmedos, con puntas libres de magulladuras y gusanos. Al presionar los granos debe salir un líquido lechoso.
Zanahoria. Las mejores son firmes, tienen la piel limpia, buena forma, color anaranjado. Las más frescas tienen una base achatada.
Tomates. Son suaves al tacto, bien formados y firmes pero no duros.
Papas. Para seleccionarlas vea que estén compactas, que posean textura suave, sin arrugas, manchas o raspones. Mire que no tengan gusanos.
El apio. Los frescos son rígidos, crocantes, con tallos verdes y hojas con apariencia fresca.
Verduras en general. Observe que estén frescas, con las hojas suaves y libres de magulladuras. Los nabos deben sentirse firmes y delicados.

Fuente: Manual de la nutricionista Rommy Maggio