Azahar

La flor de azahar proviene de la planta de naranjo, generalmente del naranjo amargo, es de color blanco y su olor es muy intenso y dulce. Posee propiedades medicinales que ayudan a calmar los nervios.
Las flores son recolectadas cuando se acaban de abrir o estando encapsuladas y son secadas en la sombra.
Las flores contienen una esencia llamada neroli de composición compleja y de una fragancia muy agradable, también posee un principio amargo, betaina y flavonoides.
La esencia es de color amarillento o parduzco, de sabor dulce y después amargo.
El arbusto de la flor de azahar se logra desarrollador hasta los 2 a 4 metros de altura y es muy ramificado con presencia de espinas, sus hojas son anchas y con un soporte corto.

BENEFICIOS DEL USO DE LA FLOR DE AZAHAR

Azahar
Puede ser usada en afecciones como gripe, dolores e infección de la garganta, síntomas de ronquera, para lo cual prepararemos una infusión de flores endulzados con miel, cascara de limón y canela.
El aceite esencial que se obtiene de las flores contienen sustancias que tienen una acción ansiolítica e hipnótica suave, es por este motivo que es usado en el tratamiento de personas con problemas de ansiedad, sueño y malas digestiones del tipo somático.
Relajantes gracias a su aroma.
Para tratar problemas de insomnio y nerviosismo.
Esta planta contiene una gran cantidad de vitamina C que sirve para aliviar cuadros de anemia y el cansancio físico que se producen por la falta de hierro en el organismo.

CONTRAINDICACIONES

Deberá evitarse el uso del aceite esencial de la flor de azahar en mujeres embarazadas y en periodos de lactancia, del mismo modo en personas que presenten problemas gastrointestinales y presencia de ulceras.
Evitar la administración y aplicación tópica a niños menores de 6 años, personas con alergias respiratorias o con hipersensibilidad al aceite esencial de la flor de azahar.