Anís Estrellado

El anís estrellado proviene del árbol de la especie de Illicium, es originario de la China. Sus frutos tienen unos 2 cm de ancho dispuestos de forma radial en cada uno de los cuales se encuentra una semilla.
Los principios activos del anís estrellado se encuentran en la semilla o el aceite esencial extraído de los frutos.
Es un arbusto perenne que se desarrolla hasta los 5 metros de altura, sus hojas son enteras y lanceoladas, flores solitarias de 15 a 20 cm con pétalos de color verde amarillento o rosados, frutos pedunculado de 8 a 12 carpelos leñosos en forma de estrella, con un color marrón-rojizo y son muy aromáticos.

PARTES UTILIZADAS: Semillas o frutos

COMPONENTES PRINCIPALES DEL ANIS ESTRELLADO

Monoterpenos como el anetol y el estragol
Flavonoides
Taninos
Ácidos orgánicos
Cumarinas
Triterpenos
Lactonas sesquiterpénicas

USOS MEDICINALES DEL ANÍS ESTRELLADO

Anís Estrellado
Las principales propiedades del anís estrellado son: estimulantes, galactogena, digestiva, diurética, estomacal, carminativa.
El anís estrellado es usado desde muchos años atrás para favorecer la expulsión de gases, disminuye las flatulencias y cólicos.
Es usado como expectorante gracias a sus propiedades como antiespasmódico del atenol sobre los músculos intestinales y bronquiales.
Estimulante del apetito, analgésico y narcótico
Como antioxidante y antibacteriano.

CONTRAINDICACIONES

No es recomendable el consumo en personas con problemas de gastritis, ulceras gastroduodenales, síndrome del intestino irritable, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn , hepatopatías, epilepsia, Parkinson u otras enfermedades neurológicas.
Se recomienda el uso moderado ya que un consumo en exceso es un peligro para la salud por su alto contenido en aceites esenciales como anetol y estragol, es neurotóxico, también puede ocasionar problemas de toxicidad hepática, como la insuficiencia hepática, dermatitis o hipersensibilidad.
No es recomendable el consumo en niños en periodos de lactancia ya que los procesos metabólicos y de eliminación de sustancias desde el organismo aún se encuentran en desarrollo.
No es recomendable el uso del aceite esencial de anís por vía interna en mujeres en estado de embarazo, lactancia.