Angelica

La Angelica (Angelica archangelica) es una planta herbácea, bienal o trienal, con aroma especiado y almizclado. Florece a fines de primavera y principios de verano del segundo o tercer año; los frutos maduran en verano. Clima seco o húmedo, en lugares soleados o semisoleados. Prefiere suelos frescos, profundos, ricos en materia orgánica y húmeda. Regar con regularidad.

PARTES UTILES

Hojas, tallos, semillas, frutos, raíces y rizoma.

PROPIEDADES MEDICINALES

Posee propiedades digestivas, carminativas, tonificantes, equilibrantes del sistema nervioso, diuréticas, expectorantes, estimulantes de la circulación sanguínea en las partes periféricas del cuerpo y antipiréticas.
Los frutos de angelica  tienen propiedades estomacales. El resto de partes comestibles de la planta se utilizan en casos de trastornos digestivos. Esta planta tiene también propiedades diuréticas, carminativas y expectorantes. Se utiliza en trastornos digestivos, nerviosos, catarros y falta de apetito, así como en atonías del estómago, estimulando las secreciones gástricas.
El aceite esencial tiene propiedades tónicas y se usa en anemias y astenias (debilidad), así como en baños y friegas contra neuralgias y reúma.

BENEFICIOS DEL USO DE LA ANGELICA

Angelica Planta Medicinal
Dificultad y lentitud en la digestión, debido a su sabor, el líquido extraído de las raíces resulta un excelente tónico amargo digestivo, carminativo y estomacal estimulando el apetito y evita la concentración de los gases intestinales, los cuales producen.
La infusión de las hojas actúa como un gran expectorante natural, estimulando la secreción bronquial.
Para el tratamiento de trastornos menstruales.
Como analgésico, para tratar las migrañas, calambres o en las alteraciones nerviosas.
Cólicos intestinales.
Para tratar casos de ansiedad.
Trastornos para dormir e insomnios
Dolores de Cabeza.

COMPONENTES PRINCIPALES

Aceites volátiles (inc. felandreno, pineno, borneol, linalol y limoneno), iridoides, resina, cumarinos (inc. bergapteno y angelicina), ácido valeriánico y taninos.

USOS EN LA COCINA

Las hojas de angélica son usadas para aromatizar compotas de fruta, confituras, caldos y licores.
Los tallos de angélica son usados en la preparación de pasteles, mermeladas, tartas, bizcochos, frutas cocidas y cremas.
Las hojas y tallos frescos son usados en sopas y ensaladas.