Alimentación Saludable Durante la Lactancia

Una correcta alimentación se convierte en la preocupación máxima cuando se refiere a la nutrición infantil, porque el niño es más susceptible que el adulto a las consecuencias de una alimentación defectuosa, ya que ésta le influye sobre el estado de salud y sobre las patologías futuras del individuo adulto.

Las sustancias nutritivas que el organismo del niño necesita son: minerales, agua, glúcidos, hidratos de carbono, lípidos, proteínas grasas y vitaminas. El primer año de vida se caracteriza, ante todo, por un crecimiento rápido y la alimentación se debe adaptar a las grandes demandas de nutrientes del niño. Calendario orientativo de la alimentación del lactante sano:

Recién nacido-6 meses. Alimentacion Lactancia NiñosHay que fomentar la lactancia materna exclusiva hasta los 4-6 meses y, si no fuera posible, proporcionar una fórmula adaptada de inicio (se prepara añadiendo un cacito raso por cada 30 cc. de agua mineral o hervida durante 10 minutos).

Hasta los 7 días: Es recomendable la lactancia materna o en su defecto una fórmula de inicio: siete u ocho tomas de 10, 20, 30, 40, 50, 60, 70 c.c. por toma y día. · 8 días-1 mes: Lactancia materna o seis tomas de 70 a 120 c.c. de fórmula de inicio.

1-3 meses: Lactancia materna o cinco tomas de 120 a 140 c.c. de fórmula de inicio.

4-5 meses: Lactancia materna o cinco tomas de 150 a 180 c.c. de fórmula de inicio.

5 meses: Leche materna o cinco tomas de leche de inicio de 150 a 180 c.c. Cereales sin gluten en dos tomas (un cacito por cada 70-100 c.c. de biberón, preparado del modo habitual), monocereales sin gluten (arroz, maíz), multicereales con gluten (arroz, maíz, tapioca, soja…).

5 meses y medio: Zumo de naranja (a cucharaditas antes de una toma, entre 15-20 y 50 c.c.).

6 meses: Cuatro tomas de 150 a 180 ml. de fórmula de continuación o de leche materna. Papilla de frutas naturales (plátano, manzana, naranja y pera). No se le deben dar al bebé melocotones, albaricoques, fresones o paraguayas hasta los 12 meses, porque pueden producir reacciones alérgicas, y no hay que añadir a las papillas azúcar, miel, galletas ni leche condensada, ya que tienen que acostumbrarse a los sabores naturales de las mismas. Papilla de cereales sin gluten.

6,5 meses: Leche materna o 1-2 biberones de fórmula de continuación. Papilla de frutas naturales. Papilla de cereales sin gluten. Puré de verduras (patata, zanahoria, y paulatinamente acelgas, calabacín, judías verdes, guisantes, puerros, tomate…). Se pueden utilizar verduras congeladas.

No hay que poner sal al puré, pero sí se le debe echar un chorrito de aceite de oliva antes de triturarlo. Utilizar poca agua, hervir máximo 10 minutos si sólo es verdura, y unos 20 minutos si además se pone carne. Durante el primer año no son recomendables: espinacas, berenjenas, nabo ni verduras flatulentas como coliflor, repollo, coles de Bruselas, etc.

7 meses: Leche materna o 1-2 biberones de fórmula de continuación. Papilla de frutas naturales. Papilla de cereales sin gluten en dos tomas. Puré de verduras. Carne de pollo (una pechuga), ternera o cordero cocida y triturada en una toma.

8 meses: Cereales sin gluten (multicereales: trigo, cebada, centeno, avena) en 2 tomas. Se le puede ofrecer al bebé, una vez que los está tomando, galletas o pan, pero no antes. Leche materna o 2 biberones de fórmula de continuación de 240-250 c.c. Una toma de frutas naturales, maduras, frescas o cocidas, en papilla o compota. Una toma de puré de verduras junto con una fuente de almidón vegetal (arroz, tubérculos, tapioca) y con 25-30 g. de carne.

Recuerda que una correcta y saludable alimentación para tu bebé es muy importante para lograr su correcto desarrollo, evitando problemas de salud y posibles enfermedades.