Alcachofa

La alcachofa o Cynara Cardunculus Scolymus es una planta medicinal de origen Europeo, posee un tallo alto y recto, es una planta perenne. En su primer año de vida produce una roseta de hojas que alcanza un metro de largo por 50 centímetros de ancho. Sus flores son sésiles, plumosas y tubulares de color violeta. El fruto es de color pardo o marrón oscuro.
Esta planta puede ser cultivada en muchos lugares alrededor del mundo y es ampliamente utilizada en la gastronomía y es muy conocida gracias a sus propiedades medicinales.
Puede llegar a alcanzar hasta 2 metros de altura, posee hojas pinnado-lobuladas de más de 60 cm de longitud, posee espinas. Produce flores azuladas.

COMPONENTES MEDICINALES DE LA ALCACHOFA

Ácidos cafeoilquinico y dicafeoilquinico, cafeico , ferulico.
Rica en Vitaminas del Complejo B, Niacina, Riboflavina, Tiamina y B6
Flavonoides, Mucilagos. Inulina.
Minerales como hierro, magnesio, fosforo, potasio.
Alcachofa

PRINCIPALES PROPIEDADES DE LA ALCACHOFA

La alcachofa como alimento es recomendable para tratar pacientes que sufren de anemia.
En el tratamiento del hígado, ayuda en la recuperación del hígado a causa de enfermedades hepáticas, bebiendo entre 10 a 30 mililitros de sumo de hojas frescas de esta planta.
Posee propiedades como diurético y laxante estimulando la eliminación del ácido úrico presente en el organismo.
Favorece la producción de bilis, ayudando con la digestión de las grasas.
Control del Colesterol, Control de la Diabetes, Retención de Líquidos
Consumir frecuentemente la decocción de las hojas ayuda a prevenir la arterosclerosis, purificando la sangre, también es recomendada como complemente en los tratamientos contra el colesterol y la disminución de triglicéridos. Reduce la glucosa en la sangre y es de gran ayuda contra la diabetes.
Control de la presión arterial
Regulariza las funciones hepáticas.
Algunos compuestos fenólicos de las alcachofas tienes propiedades antioxidantes reductoras del colesterol.
La alcachofa estimula la función del hígado.
Favorece la eliminación de líquidos en el cuerpo, especialmente en la lucha contra la obesidad.
Los ácidos cafeico, pantoteico y los flavonoides han resultado positivos en los tratamientos de cáncer.

FORMAS DE PREPARACION DE LA ALCACHOFA

Esta planta puede ser consumida en forma de jugo, elaborado con las hojas de alcachofa, se puede añadir azúcar para darle un sabor más dulce y agradable. De esta forma conseguiremos desintoxicar el hígado.
En forma de infusiones hirviendo un puñado de hojas frescas en medio o 1 litro de agua. Deberemos tomar el líquido resultante antes de cada comida.
La alcachofa también la podemos encontrar en forma de extractos, que se obtienen directamente de las hojas. Debemos agregar en un vaso con agua unas 40 gotas de extracto de alcachofa, y beberlo 3 veces al día.

RECOMENDACIONES DEL CONSUMO DE ALCACHOFA

No es recomendable consumir jugo excesivo de las hojas de alcachofa porque podría causar irritaciones en las zonas de garganta y la lengua.
No es recomendable el uso en mujeres que se encuentran en periodo de lactancia debido a su sabor amargo que podría presentarse en la leche que consume él bebe.
Aunque el consumo de alcachofa es altamente recomendado, el consumo de esta planta medicinal podría presentar algunos efectos segundarios como el incremento de sudoración, cólicos biliares (personas que presenten litiasis biliar).