8 Formas para Coquetear

El coquetear, un método muy efectivo

¿Qué estrategia utiliza usted cuando intenta sociabilizar y atraer al sexo opuesto? ¿Es un buen  conversador  o espera a que la otra persona tome la inicitiva?

No hay nada de malo en intentar mostrarse interesado y buscar un acercamiento que pueda dar lugar al inicio de una relación que podría ser muy importante en la vida de dos seres humanos que se atraen y se gustan. A más de ser divertido, el coqueteo puede ser un método efectivo, si se tiene en cuenta lo siguiente consejos.

Consejos para coquetear

La galantería. La manera más rápida de llegar al corazón de una persona es encontrar algo que nos gusta de ella ya sea en su aspecto físico o en su comportamiento y alabarlo. Los piropos deben ser sinceros.
Saber escuchar. Permita que la otra persona hable cuanto quiera y escúchela con toda atención. Ningún afrodisíaco es más poderoso que la atención individualizada que una persona recibe.
Los intereses. Intentar encontrar intereses comunes es vital, son los mejores cimientos de una buena relación.
Responsabilidad. Sea veraz, cuidadoso y claro sobre sus intenciones. No hiera a la otra persona engañándola si no existe interés por desarrollar una buena relación.
Formas de coquetear
Autoconfianza. Crea en usted mismo(a), y piense que si las cosas no se dan, habrá ganado amigos y experiencia.
Sonría y sea positivo. Nadie puede lograr un acercamiento si muestra cara de pocos amigos o si demuestra negatividad.
El contacto visual. Los ojos son las ventanas del alma. Cuando miramos a una persona le estamos diciendo lo que quisiéramos ver y nos conectamos de inmediato, permitiendo que también nos vea. Pero ¿cuál es la medida correcta para que el contacto no sea excesivo o mínimo? Las investigaciones demuestran que mirar fijamente hace que la persona se sienta incómoda, en cambio una mirada fugaz podría significar timidez, inseguridad o insinceridad. El contacto visual más efectivo es mirar directamente a los ojos, retirar la vista y volver a reconectarse, manteniendo la mirada fija en las pupilas del otro.
Lenguaje corporal. Las investigaciones de quinesiología (estudio del cuerpo en movimiento) demuestran que la postura y movimientos comunican mensajes. Por ejemplo, si el cuerpo y la cabeza están virados,
se puede interpretar signos negativos. Los brazos cruzados podrían significar nerviosismo o impenetrabilidad. Al descruzar los brazos habrá un mensaje de apertura y vulnerabilidad, justo lo que se quiere demostrar si se busca iniciar una relación. Doblarse hacia adelante, extender la mano y asentar con la cabeza, son signos de acercamiento y aprobación. Sacar pecho y ladear la cadera demuestran interés.
Cruzar la pierna señala que se está creando una barrera. Los movimientos vigorosos de piernas demuestran nerviosismo, no son positivos, mientras que los movimientos suaves son estimulantes. Los manerismos, como el mover el cabello o ajustarse la corbata, distraen y demuestran incomodidad.